En la actualidad, es extraño no tener una semana del año en la que no encontremos un rastro o mercadillo en nuestra ciudad de cabecera. La oferta de markets que apuestan por piezas de vidrio templado es un fijo en nuestra agenda social del fin de semana.

Muebles vintage

Colección de lámparas de vidrio de la Real Fábrica de Cristal

Existe un resurgir de artes antiguas y que creíamos que se encontraban a punto de su desaparición, entre ellas, la creación de piezas de vidrio templado. Es cada vez es más habitual ver su aplicación en diversas disciplinas, que van desde la joyería hasta piezas de mobiliario de diseño como la iluminación.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

Esta última por ejemplo de la mano del estudio Mayice, quien a partir de moldes de más de 100 años de antigüedad y en colaboración con la Real Fábrica de Cristales ha creado su propia colección de lámparas.

Muebles vintage

Sala de moldes de piezas históricas hechas de vidrio.

Muebles Vintage

El estudio Mayice, quien colabora con la Real Fábrica de Cristal

El vidrio templado y la joyería, se fusionan de la mano de Mireia Fusté, dejando piezas de diseño únicas y exclusivas que ya se dejan ver en algunas de las pasarelas más internacionales de moda.

vidrio templado

Colección de joyas de vidrio templado de Mireia Fusté

Vinculado al mundo del arte, también encontramos representaciones actuales, como la última intervención del artista Guillermo Santomá para Simon en la última edición de Casa Decor, en la capital española.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

En su espacio, se pudo ver una pieza única de vidrio templado que fue gran protagonista del concepto interactivo.

vidrio templado

Instalación de Guillermo Santomá para Simon en Casa Decor 2018

Asimismo, si analizamos todo lo que nos rodea con un sentido histórico, podemos concluir con una verdad universal: el cristal como incondicional de la arquitectura. Y es que, ¿qué catedral que se jacte de serlo, no tiene como elemento memorable un conjunto de vidrieras que abrumen hasta el más reputado de los arquitectos?

Desde La catedral de León, que presume de poseer las más aclamadas y esculturales vidrieras de España, hasta la obra a.k.a “edificio de las cien caras”, que acoge a la sede de Osakidetza en Bilbao.

muebles Vintage

Vitrales de la catedral de León

Cristal templado

Sede Osakidetza, Bilbao

Gaudí ya demostró qué tan relevante es este elemento decorativo, con sus vitrales en La Sagrada Familia o los de tonos pastel de la Casa Batlló. Además, hemos de hacer mención especial al  fabuloso lucernario de vidrio colorido que compone la Sala de Conciertos del Palau de la Música Catalana, por Luis Domènech i Montaner .

muebles vintage

Lucernario del Palau de la Musica de Barcelona

Por lo tanto, el binomio compuesto por el mundo vintage y el vidrio es sin duda un hito en la historia de la humanidad, desde vitrinas que protagonizan nuestros espacios, a lámparas y otra gran diversidad de elementos decorativos, como botellas -gran tendencia el coleccionismo de botellas comerciales vintage, como la icónica de Coca-Cola– o imponentes chandeliers que dotan a nuestros interiorismos de un hechizo en el espacio-tiempo.

En lo referente al diseño, entramos en un bucle rotatorio, en el cual las tendencias que protagonizan una época siempre vuelven en versión remake o purista. Esta tendencia de lámparas de araña tuvo su belle époque en el periodo victoriano, cuando el protagonismo del cristal abarcaba construcciones completas, como el ya destruido The Crystal Palace, en el Hyde Park de Londres, para la Gran Exposición mundial de 1851.

De nuevo nos topamos con el vidrio como material noble en la historia de la arquitectura y en la organización decorativa de un espacio, dotando a estos proyectos de interiorimo de singularidad, luminosidad y elegancia. Trío de ases que jamás defrauda.

Cristal templado

Aseo del restaurante Bocagrande y de la coctelería Bocachica

En definitiva, el vidrio templado y los elementos propiamente vintage son piezas que se revalorizan con el paso del tiempo, asimismo se trata de una tendencia que tiene un gran beneficio: la sostenibilidad. Si por algo se caracteriza el gusto por lo vintage es por ser funcional, rentable y ecológico.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action