Se trata de un prototipo de vivienda flexible que simula una casa de 140 m² y que cuenta con la última tecnología domótica adaptada a las necesidades de personas con discapacidad.

La vivienda accesible, flexible, sostenible e inteligente se ha puesto en marcha; un proyecto que simula una vivienda adaptada impulsado por la Fundación ONCE y el Real Patronato sobre Discapacidad que recorrerá diferentes provincias de España durante 3 meses.

vivienda flexible

Prototipo de casa adaptada, Fundación ONCE

Mediante esta vivienda de 140m², las dos entidades participantes en el proyecto buscan acercar al ciudadano la última tecnología disponible en el mercado en el sector tanto de la construcción como del mobiliario. 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action

 

Sólo con entrar al tráiler, con unas dimensiones de casi 14m de longitud donde tenemos acceso a la vivienda, una puerta con una mirilla digitalizada es lo primero que encontramos la cual permite al usuario aumentar su seguridad. Además está dispuesto un video-portero automatizado de Simon que está permanentemente conectado a un dispositivo, de este modo, se envía la imagen del individuo que está llamando y se envía su imagen al dispositivo móvil.

 

vivienda flexible

Casa adaptada, Fundación Once

Es una casa que no sólo quiere ser accesible sino tén ser iambinételigente.

“La intención es aunar domótica y accesibilidad utilizando un sistema por aplicaciones móvil que conecta toda la casa a nuestro dispositivo para, por ejemplo, controlar la subida y bajada de las persianas o el encendido y apagado de las luces”

Esto explica Pablo Barrera, de la Fundación Once. El sistema que ha propuesto Simon para esta vivienda, propone al usuario un amplio abanico de posibilidades en cuanto a interacción con diferentes espacios, ya sea un hogar o un edificio. Por ejemplo, el sistema utilizado para detectar tanto la lluvia como la luz natural o el viento, permite poder configurar diferentes acciones adaptadas a cada una de estas situaciones climatológicas, por ejemplo subir o bajar las persianas, encender luces o bajar el toldo.

En la entrada de la vivienda, destacan diferentes dispositivos, como un aspirador robótico o un enchufe o una bombilla inteligentes que se pueden configurar desde un dispositivo móvil. Para las personas con discapacidad visual, s ha dispuesto un dispositivo sonoro con sensor de intensidad de calor, de este modo se les puede recordar si han dejado la luz encendida. El mobiliario también está adaptado a diferentes dificultades, como la motriz, para ellos hay dispuestos cucharas y cuchillos con mangos antideslizantes o una lámpara que se enciende al entrar en contacto con ella.

 

Vivienda flexible: Sillones “levantapersonas”

Sin duda, el salón es uno de los espacios más importantes de un hogar, en este caso, este espacio cuenta con numerosas prestaciones domésticas que buscan facilitar la vida de sus habitantes. Por ejemplo, se puede controlar la intensidad de la luz y el color de la estancia gracias al dispositivo Scena de Simon. Este dispositivo dispone de una app que permite configurar la iluminación del espacio y coordinarla con el ciclo circadiano, es decir, de acuerdo a la ubicación geográfica que se configure en el dispositivo, éste manda una señal que va adaptando la iluminación del espacio automáticamente dependiendo del momento del día en que se encuentre: amanecer o anochecer.

Además, Scena permite configurar el color de la luz, su intensidad y saturación para crear diferentes atmósferas en el mismo espacio o edificio. Gracias a esta función, es posible programar diferentes tonalidades de color en la habitación así como cambios de color paulatinos e incluso disfrutar de sesiones de cromoterapia.

Con Scena se puede activar a distancia el modo de ‘simulación de presencia’, encender o apagar luces o subir y bajar persianas en el horario deseado, y siempre con una configuración personalizada.

Esta vivienda también dispone d una baliza luminosa que está conectada a un sensor y que está programada para emitir señales acústicas en caso de emergencia, por ejemplo, puede avisar a una persona que se encuentra en el baño de un incendio que ocurre en el exterior.

En el salón también se encuentran dos sillones, en apariencia básicos, pero son capaces de ayudar a incorporar a sus usuarios mediante su sistema robótico ‘levantapersonas’.

Las personas mayores o con movilidad reducida, encuentran en el dormitorio diferentes accesorios que quieren facilitar su día a día. De este modo, se dispuso una cama articulada que funciona con mandos inalámbricos que además se puede plegar hasta dejar el espacio diáfano.ólo con S accionar una de las pestañas de la cama, el usuario tiene asistencia comunicada con un familiar o con el centro de salud que se programe. El dormitorio cambien dispone de un pulsador de pánico de Simon que realizará automáticamente una llamada a la lista de 4 números que se hayan configurado previamente.

vivienda flexible

Dispositivo Scena de Simon

Bajo la cama, sorprende una alfombra con detección de presencia. “Cuando alguien la pisa salta en el receptor una señal acústica o luminosa que indica movimiento. Sirve para controlar a una persona mayor ante cualquier caída o deambulación por demencia”, dice Barrera.

Y no hay dormitorio que se precie sin un buen armario, pero éste es muy especial. Pensado para personas con silla de ruedas o sin apenas fuerza para agarrar, la barra del ropero es articulada de forma electrónica. Facilita el acceso a la ropa y funciona con un mando a distancia.

vivienda flexible

Ropero articulado

Mediante las premiadas interfaces de Sense, es posible gestionar los entornos con funciones programadas como bajar la intensidad de la luz, encender la música o activar una escena de relax, de forma muy intuitiva: a través de una muy agradable interacción táctil en las botoneras con cavidades para el dedo, se genera un feedback de reaccionan al tacto con distintos efectos a elegir, como una pequeña vibración, una señal luminosa o auditiva.

Por otro lado Simon VOX es el sistema de interacción con los espacios que permite telecontrolar y velar por la seguridad de la vivienda.

El detector de inundación, gas y humo, emite un aviso auditivo y luminoso y es posible cortar el suministro de agua o gas en caso de fuga. Además, al activarse el detector, se realiza una llamada a la lista de 4 números telefónicos que se configuran previamente en el dispositivo, una función que está disponible en el ‘pulsador de pánico’. A través del teléfono o la pantalla táctil de Simon VOX también se pueden controlar otras funciones como la temperatura en cada estancia.

 

Un inodoro inteligente

La zona más visitada e interesante de la visita es el baño. Entre las novedades, encontramos un secador de columna que se puede regular en intensidad y temperatura ideal para personas que no puedan utilizar la toalla. Sin embargo, el retrete acapara para bien todas las atenciones: se regula con un mando mediante el cual podemos subir y bajar la tapa, accionar luz por la noche, tirar de la cisterna… y capta la presencia del residente (en caso de que nos alejemos la tapa se cierra de forma automática).

vivienda flexible

Retrete regulado con mando a distancia

El baño cuenta con un único lavabo, pero pensado para familias con hijos ya que se puede regular en altura. También el grifo está programado (para agua caliente o fría, opciones de lavado de dientes o de cara…) asegurando un uso racional del agua en función de las necesidades.

Pasamos a la cocina-comedor. En este espacio sorprende una mesa single eléctrica, diseñada para todas las tallas y todas las personas, estén sentadas o de pie. Siempre está a la altura adecuada variando desde 55 a 95 cm. Esta estructura de altura variable para mesas sirve también para encimeras ya que permite instalar el fregadero, la placa vitrocerámica, etc. Su ajuste de altura puede ser manual (por manivela) o eléctrico (con mando por infrarrojos).

Teniendo en cuenta que el diseño universal puede y debe materializarse en elementos pequeños y sencillos, que resultan útiles en el día a día, existen infinidad de modelos de vajillas y cubiertos adaptados a diferentes necesidades: personas zurdas, con poca fuerza o con temblores, dolores en las articulaciones o que utilicen una única mano… Y volviendo al sistema de domótica, la lavadora y el frigorífico se pueden programar desde el móvil.

Es una cocina que dispone de varias soluciones para individuos con ciertas dificultades para llegar a ciertos puntos. “Por ejemplo”, muestra Barrera,

la estantería se baja de forma hidráulica y no sólo verticalmente sino también hacia adelante, siendo perfecto para personas que van en silla de ruedas y chocan con la encimera”.

Esta casa sostenible y accesible podrá ser visitada en ciudades como Madrid, Pamplona, Logroño, Bilbao, Santander, Gijón, A Coruña, Valladolid, Badajoz, Sevilla, Murcia, Albacete, Valencia, Zaragoza y Barcelona.

Para ver la ruta de la casa accesible, no dejes de consultar la agenda de la Once

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action