Tan importante como los servicios e instalaciones de una habitación de hotel, es la capacidad del huésped de dominarlos y personalizarlos rápida e instintivamente. El cliente, acostumbrado en su día a día a la inmediatez que otorga la tecnología digital, busca controlar su entorno desde el momento mismo en que accede a la habitación. Facilitar al máximo ese proceso mediante sistemas de control puede ayudar al establecimiento a diferenciarse de la competencia. Javier Marín, product manager de Simon, explica cómo gestionar y satisfacer estas nuevas expectativas del huésped.

Hotel teconológico

Gama Sense instalada en una habitación de hotel

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Los detalles lo son todo. La tecnología digital y la progresiva aceleración que esta ha marcado en todos los campos de nuestra vida han creado nuevas necesidades y expectativas en los huéspedes del hotel. Al llegar a una habitación ya no quieren perder su valioso tiempo, ya sea de trabajo o vacaciones, en comprender y dominar el entorno. Los minutos dedicados a explorar los diferentes mecanismos para “descubrir” qué luces encienden o servicios activan son cosa del pasado. La inmediatez es un valor al alza a la hora de personalizar nuestra experiencia de la habitación.

hotel tecnológico

Gama Sense instalada en zona de spa

Una forma de minimizar ese tiempo a la vez que multiplicamos el confort del huésped es instalar sistemas de control avanzado que permitan no solo controlar aspectos de la habitación como la iluminación, la climatización pero también el acceso a todo tipo de servicios del hotel, a través de un dispositivo sencillo e intuitivo y que se integre en el diseño de la habitación. Todo eso es posible gracias a sistemas como Sense de Simon, un interface táctil, modular y flexible que puede adaptarse a la oferta del establecimiento hotelero.

hotel tecnológico

Interfaz de Sense

Comunicación directa con el huésped, sin malentendidos

Como sabemos, la clientela de un hotel es de lo más dispar: familias con niños, viajeros seniors, profesionales adultos, todos ellos procedentes de distintos lugares del mundo y con distintos niveles de alfabetización tecnológica. El hotel debe contar con dispositivos que expliquen su función de un solo vistazo, independientemente del cliente que lo vaya a utilizar.

Hotel tecnológico

Diferentes botoneras de Sense

Los dispositivos Sense de Simon evitan cualquier barrera de comunicación gracias a la aplicación de tecnología táctil que se complementa con otras tecnologías para que la comunicación entre persona y dispositivo sea fluida. Sense da al usuario sensación de control desde el momento mismo que entra en contacto con el dispositivo, gracias al feedback de respuesta en la botonera que llega en tres lenguajes distintos para asegurar la comunicación con él: por un lado la vibración del dispositivo al activarse; de la misma forma, emite un sonido y se ilumina cuando está activado. Estos feedbacks son configurables, y sirven para que el huésped tenga la certeza de que ha pulsado correctamente y de si la función que buscaba se ha activado o no. La luz LED, además, nos comunica de forma constante si una función está activada, puesto que el dispositivo queda iluminado. No más paseos por la habitación para comprobar qué ha sucedido al pulsar un interruptor.

Todo esto se apoya en un lenguaje universal muy sencillo que todo el mundo puede entender. Las botoneras Sense pueden personalizarse con un conjunto de iconos que comunica la función asignada. En determinados proyectos de gran envergadura, Simon puede ampliar este conjunto de pictogramas para incluir nuevas funciones adaptadas a la oferta específica de un establecimiento o cadena hotelera.

hotel tecnológico

Interfaz de Sense en negro

Elegante e integrado con su entorno

Uno de los aspectos que más interesa a Simon en la capacidad de desarrollar dispositivos que, incluyendo la última tecnología disponible, armonicen con el entorno, sin desentonar ni intimidar al usuario. Por esta razón, el equipo de diseño de Simon tuvo muy en cuenta crear un sistema modular (que puede crecer según las necesidades de cada establecimiento) pero sobre todo que se integra en distintos mecanismos de la compañía, como Detail|82 o Nature|82, cuyos marcos están disponibles en distintos colores, materiales y acabados. Esto permite elegir la opción más adecuada para que el dispositivo sea un detalle más del interiorismo de la habitación.

Hotel tecnológico

Gama Select con entrada USB

Al ser compatible con los dos protocolos de control de sistemas más utilizados en hotelería, Lonworks y KNX, las posibilidades de Sense para incluir funciones son casi ilimitadas: desde los aspectos más básicos de una habitación, tales como la climatización, iluminación y las persianas, hasta la oferta más sofisticada que un establecimiento pueda imaginar.

hotel tecnológico

Gama Sense con acabado en Detail 82 fluor

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action