En el marco de conferencias para el Centenario de Simon, la crítica de arquitectura y colaboradora en El País, Anatxu Zabalbeascoa, ofreció una charla tras la conferencia de Alice Rawsthorn, Joan Roca, de Celler de Can Roca, y de los arquitectos Guinée Potin, que llevó por título “Arquitectura para los próximos 100 años”.

CONFE-ARQ-101-WIJ_6195

En ella expuso diferentes ideas para reflexionar en su mayoría en calidad social, sobre los distintos tipos de arquitectura que entendemos en la sociedad, el futuro de la arquitectura y el abordaje de la construcción en nuestros entornos. Para ello nos ilustró con ejemplos sobre los que ha escrito en El País, algunos de ellos buenas prácticas, referencias que considera indispensables para afrontar el próximo siglo, en otros casos críticas sobre lo que no es sostenible para un futuro.

“Vivimos en un mundo sobreconstruido donde  difícilmente  se  puede  aportar  a  la  arquitectura y sin embargo se da la paradoja que dos tercios de la población necesita a la arquitectura y todo lo que la arquitectura puede aportar”.

Para el enriquecimiento de la disciplina es interesante la forma de funcionar y pensar transversal en todos los sentidos que por ejemplo utiliza el grupo Assemble, en el que no son todos arquitectos: son arquitectos que trabajan con diseñadores, que trabajan con sociólogos, que trabajan con geógrafos. El  otro  tipo  de  arquitectura, la de Le Corbusier como maestro,  habiendo  aprendido  de ella, lo  único  que  se  puede  hacer  con  la arquitectura  es  ponerla al día.  Tenemos un concepto que es arquitectura frente a uno mayoritario que es construcción.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

Descarga la guía: Elementos arquitectónicos en interior

Hay muchas referencias de la tradición que aún son válidas y que todavía debemos recurrir a ellas. Los  temas  básicos  de  la  arquitectura  están todavía por resolver. Que en la Bienal de Venecia se esté recurriendo a modelos de postguerra de los 50, a ejemplos arquitectónicos realizados que con pocos medios son capaces de transformar los lugares, es significativo.

Según Zabalbeascoa, el primer paso para la arquitectura del futuro será desactivar prejuicios. A día de hoy, uno de los prejuicios fundamentales es aprender de la ‘ciudad informal’. ¿Quién ha   diseñado la ciudad informal?  Generalmente nadie. Generalmente  se  ha  ido  construyendo  y  mayoritariamente  auto  construyendo.  Dos tercios del mundo están considerados como ‘ciudad informal’, es decir, ciudades que no han sido construidas por arquitectos de autor. ¿Qué  valores  tiene?  Muchos,  que  desde  la  teoría  es  difícil  saber  aprender.

En algunos parques el observador puede ver cómo el público se organiza y ordena de forma espontánea, distribuyendo sillas plegables donde por ejemplo hubiera un concierto pero colocándose donde hay sombra, y volviéndo a recogerlas de forma más o menos ordenada al fin de la sesión si la desubicaron por culpa del sol, cosa que no harían si se hubieran mantenido en su lugar. Lo que entendemos como caos, que lo es, puede contener una lección. Puede haber un cierto orden en el desorden.

Una  imagen  actual  de  Broadway,  la  calle  que  atraviesa  Manhattan,  nos muestra cómo ha recuperado a los peatones, ha apostado por echar mayoritariamente a los coches y ha vuelto a ser un lugar desordenado, una ciudad informal, un lugar donde el desorden  es  lo  que  ordena.  

BROADWAY

 

“La  espontaneidad  de  los  viandantes  es  lo  que  impera. Lo mismo, creo sinceramente que la manera de apartar los coches de la ciudad va a ser  uno  de  los  temas  fundamentales  del  siglo  XXI  de  la  misma  manera  que  hacer posible  la  entrada  de  los  coches  en  la  ciudad  fue  uno  de  los  grandes  temas  del humanismo  del  siglo  XX.”

El siguiente punto que Anatxu expone es tratar de entender qué significa el progreso, básicamente porque el progreso no significa lo mismo para todo el mundo. ¿Es la prefabricación la nueva manera de construir?. ¿Es progreso la modificación de la naturaleza para edificar?. ¿Cuáles son los materiales del futuro?.  Estas son algunas de las cuestiones que se plantean en torno a ello.

En el caso concreto de la prefabricación cabe preguntarse a quién beneficia este tipo de construcción. ¿Quién es el que se beneficia de aplicar la prefabricación a todo tipo de arquitectura?. ¿Es el usuario?, ¿son las ciudades?. ¿O tal vez son solo los constructores o los empresarios?. Sin duda, afirma que una de las mayores ventajas son la rapidez y menor contaminación pero ¿esto compensa al alto coste de mantenimiento a largo plazo? Para ilustrar la cuestión de la modificación de la naturaleza como uno de los sentimientos cuestionables de  progreso, es el Aeropuerto de Kansai construido en terreno ganado al mar por Renzo Piano.       

CONFE-ARQ-104-WIJ_6212-(1)

Somos la sociedad que más posesiones ha tenido en la historia. Y a la vez somos la sociedad que menor vínculo desarrolla con los objetos que posee. No tenemos vínculos que generalmente pasen de padres a hijos. Hemos perdido el apego hacia las cosas. Es por esto que a lo mejor merecería la pena que se apostara por vías de negocio e innovación que realmente fueran mejores y nos hicieran mejores como sociedad. Fabricar y comprar lo que necesitamos o pensar más, es clarísimamente una cuestión de educación y resolución con ideas e ingenio.

 Uno de los grandes problemas a día de hoy es que la vivienda y la construcción se hayan convertido en un fondo de inversión. El piso más caro de Manhattan, fue construido por el arquitecto francés Christian de Portzamparc y lo más curioso es que está vacío. Este hecho da lugar a que las ciudades se vacíen porque los pisos se vendan a quien más puede pagar por ellos, y esto destruye las ciudades y acaba con el comercio.

Otra de los conceptos que aborda Zabalbeascoa es el hecho de activar el patrimonio como antídoto frente a futuras burbujas. Por ejemplo, el Templo Romano de Diana en la ciudad de Mérida, en Extremadura. Durante años estuvo abandonado y fue imposible visitarlo. Gracias a la intervención de José María Sánchez García, un arquitecto que se puso al servicio del origen y que recuperó la huella del antiguo foro romano, hoy es patrimonio vivo.

CONFE-ARQ-106-WIJ_6221

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

Guía gratuita Elementos arquitectonicos en interior