Las últimas tendencias en escuelas infantiles reflejan propuestas donde la arquitectura se implica, no solamente en la parte funcional dando respuesta a todos los requerimientos de un edificio diseñado para niños, sino también en la interacción que se genera con los pequeños a partir de los elementos que se diseñan y forman parte de la arquitectura e interiorismo del proyecto. De esta forma, el diseño y la función pedagógica se funden, con espacios y soluciones que animan a los más pequeños a explorar espacios y descubrir habilidades y aficiones de una manera natural.

diseño de colegios

Mokumoku Kindergarten Proyecto: 16A Inc Fotografía: Masaya Yoshimura

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

El enfoque de estos proyectos actuales va más allá de definir un edificio con habitaciones (clases) y zonas comunes, que se tematizan con dibujos y colores. Esta sería la forma de proyectar propia de las escuelas tradicionales, donde el aprendizaje se adquiere a través de juguetes y otros elementos que no están integrados en el diseño del espacio.

Al encontrarnos con edificios públicos de alta rotación, es importante destacar en este tipo de proyectos el interés por la búsqueda de materiales resistentes y sostenibles. Es también importante el esfuerzo que se hace en estos proyectos por incorporar sistemas para controlar el ahorro energético.

diseño de colegios

Escuela Guastalla. Proyecto: Mario Cucinella Architects Fotografía: Moreno Maggi

Esta escuela en el municipio de Guastalla, Italia, se ha construido pensando en la estimulación de los niños a través de la zonificación de los espacios y la conexión entre el exterior y el interior a través de grandes cristales.

diseño de colegios

Escuela Guastalla. Proyecto: Mario Cucinella Architects Fotografía: Moreno Maggi

La madera natural es el material protagonista y está presente mediante formas orgánicas en paredes y techos, además de una secuencia de arcos que configura el eje principal del proyecto.

diseño de colegios

Escuela Guastalla. Proyecto: Mario Cucinella Architects Fotografía: Moreno Maggi

Con este criterio, la distribución junto con la cuidadosa prescripción de luz y color están pensados para activar las percepciones sensoriales de los niños. Este espacio irregular crea rincones y zonas que animan a ser descubiertos y vividos por los pequeños exploradores. Se trata de un espacio más orgánico y vinculado a la naturaleza que el tradicional programa de aulas rectangulares propio del diseño de colegios más convencional.

diseño de colegios

Escuela Guastalla. Proyecto: Mario Cucinella Architects Fotografía: Moreno Maggi

Entre los nuevos criterios en el diseño de colegios, destaca la creación de espacios modulables, permitiendo así una mayor polivalencia de los espacios disponibles en las escuelas.

En esta guardería de Corea del Sur, un proyecto que firma Daniel Valle, la singularidad con la distribución interior se refleja a través de paredes versátiles que permiten aprovechar al máximo el espacio. Esas permiten un intercambio entre las distintas aulas y abren las posibilidades de actividades de aprendizaje diversas.

diseño de colegios

Escuela DSSI Seoul. Proyecto: Daneil Valle. Fotografía: Namsun Lee

Las divisiones interiores están combinan color blanco y en verde, que aporta confort y relajación. Las mismas divisiones tienen volúmenes geométricos aprovechables para el almacenamiento objetos, mientras que la parte superior es de cristal, facilitando la entrada de luz a todas las estancias del proyecto. Las paredes funcionan a modo de separadores móviles, desplazándose y ampliando zonas o creando pequeños espacios según el uso que se precisa en cada momento.

diseño de colegios

Escuela DSSI Seoul. Proyecto: Daneil Valle. Fotografía: Namsun Lee

 

Diseño de colegios: crear entornos confortables para los niños

Una de las premisas en el diseño de colegios, es crear espacios acogedores donde los niños se sientan cómodos para poder desarrollar su intelecto y habilidades de forma más fluida y contribuir así de forma positiva en su educación. El mercado ofrece múltiples recursos para aportar a las escuelas detalles que los hagan más adecuados y cercanos a los niños.

diseño de colegios

Escuela DSSI Seoul. Proyecto: Daneil Valle. Fotografía: Namsun Lee

Una parte fundamental es la iluminación de aulas y resto de estancias. Aparte de los más habituales sistemas de iluminación técnica, normalmente empotrados en las placas de los techos, también se puede apostar por el uso de lámparas más decorativas, que aportan una nueva perspectiva además de mayor identidad, despertando la curiosidad del niño y llamando a su creatividad.

diseño de colegios

Ibobi Kinder. Proyecto de VMDPE Fotografía: Kevin Ho

Por otro lado, aunque la tendencia es potenciar la entrada de luz natural y su aprovechamiento, hay estancias que según su uso requieren una iluminación más precisa. Es el caso de las áreas de descanso en las guarderías, donde los más pequeños necesitan poder dormir de forma confortable, para seguir con el resto de la jornada una vez terminado el momento de la siesta.

Simon ofrece balizas de cortesía para este tipo de entornos. Se trata de puntos de luz que se ubican de forma estratégica cerca de los cabeceros de las camas o distribuidos por las paredes circundantes cada cierta distancia para dar a los niños un punto de seguridad, frente al miedo a la oscuridad que a menudo sienten los más pequeños.

diseño de colegios

Baliza de cortesia Simon. Detail82

Estas balizas auxiliares cuentan con tecnología LED de bajo mantenimiento y un consumo mínimo. Su emisión de luz es muy suave y gracias a su tapa basculante, se pueden adaptar en distintas posiciones y permite dirigir la luz de forma más precisa según necesidades. Se pueden adaptar a la gran mayoría de series de mecanismos de Simon.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action