La disposición de las cocinas, cada vez más integradas en los salones de las viviendas, obliga a replantear los materiales que revisten el suelo de estas estancias. El concepto de un espacio global sin cambios de pavimento ha llevado a desarrollar diferentes superficies que cumplen requisitos esenciales tanto en estética como en prestaciones técnicas. En ese sentido, encontramos suelos para cocinas porcelánicos y microcemento como opciones para dar sensación de continuidad estética y resistencia con baja porosidad.

Suelos para cocinas

Terre Matimex Cocinas

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Así, existen pavimentos porcelánicos de acabado similar a la piedra o la madera natural. Podemos además escoger que su superficie final sea antideslizante, lo que es ideal para las zonas de trabajo de las cocinas, manteniendo la misma estética en la continuación del suelo sin apreciar ningún cambio a la vista. Es el ejemplo de los suelos de la serie Iris Terre, de Matimex.

Suelos para cocinas

Terre Matimex

 

Suelos de Cocinas en Colectividades

Los suelos vinílicos y de linóleo son muy fáciles de montar, no requieren de una nueva colocación de suelo en muchos casos, ya que se pueden instalar sobre el pavimento que ya existe si está correctamente nivelado, lo que nos permite dar un carácter nuevo al proyecto de la cocina sin necesidad de grandes obras ni inversión ya que su instalación es rápida y limpia.

Suelos para cocinas

Suelo en Linóleo. Fabricante: Forbo

Suelos para cocinas

Suelo en Linóleo. Fabricante: Armstrong Floori

Estos suelos están muy indicados para proyectos nuevos y rehabilitaciones de grandes cocinas y los podemos encontrar normalmente en rollos o en losetas. En el caso del linóleo, partimos de una composición a base de materiales naturales, es biodegradable respetando el medio ambiente y es además impermeable. A diferencia del vinilo que se fabrica a través de materiales plásticos. Están muy indicados para suelos de cocinas de colegios y hospitales por ser antibacterianos.

Suelos para cocinas

Suelo Vinilico Noyer Naturel Gerflor

Este mismo concepto estético se replica en los establecimientos de restauración. La experiencia de ver como los chef elaboran un plato ha llevado a crear cocinas abiertas que se integren con los proyectos de diseño del restaurante. La cocina ha pasado de ser un ambiente totalmente privado a uno semipúblico. Por ello los suelos para cocinas que necesitan un mayor tipo de prestaciones también han evolucionado hacia pavimentos más decorativos y con acabados estéticos.

Suelos para cocinas

Restaurante Ikibana-Equipo creativo Foto Adrià Goula

Una opción de suelo para cocinas que nos sirve para crear una estética industrial es el microcemento. Este se puede aplicar en superficies totalmente nuevas o sobre ya construidas. Dependerá de las capas de fluido nivelante que se coloquen, para que la textura quede homogénea y no se aprecien juntas de los materiales anteriores. Mediante pigmentos que se aplican a la fórmula creada a partir del cemento tradicional se obtienen gran número de colores y matices. La instalación es rápida y obtendremos un suelo continuo sin juntas. Pero es importante tener en cuenta los costes fijos que se aplican a un número mínimo de metros, pues no es aconsejable para cocinas muy reducidas por su elevado coste.

Suelos para cocinas

Suelo en Microcemento. Fabricante Futurcret.

Podemos encontrar combinaciones muy interesantes con microcemento y baldosas porcelánicas. Es importante tener en cuenta en este tipo de intervenciones los diferentes gruesos de los materiales para tener juntas a la misma altura.

Suelos para cocinas

Suelo en Microcemento. Fabricante: Futurcret

Los suelos laminados de madera permiten reproducir la calidez de la madera pero con mayores prestaciones para el uso en cocinas ya que no se rayan con el roce de zapatos ni requieren de mantenimiento periódico. En espacios de mucho uso de agua, donde habitan diversas personas, no es aconsejable pues este material no tiene una alta resistencia a los productos de limpieza. Las imitaciones a la madera original son hoy día casi perfectas, con diferentes tipos de ancho de lamas y hasta con textura similar, tanto es así que resulta prácticamente imposible distinguirlas a la vista de las originales, si son de calidad.

Suelos para cocinas

Finsa Finfloor Driftwood

Suelos para cocinas

Finfloor OakStained

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action