Cómo adaptar el establecimiento hotelero al turismo de negocios y congresos

Tras varios años en crecimiento, la ocupación hotelera destinada a congresos y conferencias se consolida como un área de gran impacto económico para el sector. Es un buen momento para adaptar los establecimientos hoteleros a este tipo de viajeros o mejorar las instalaciones disponibles. Ana María Fernández, product manager de Simon, nos da las claves para atraer a este nuevo tipo de viajero al alza.

Scena

Sala de reuniones iluminada con Scena

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Grandes empresas y agencias de organización de eventos corporativos se están afianzando como el target con mayor crecimiento en el sector del turismo. Pero debemos tener en cuenta que se trata de clientes especialmente exigentes: a diferencia del viajero vacacional, este gasto supone para estos grandes clientes una fuerte inversión de la que, lógicamente, esperan un retorno.

Scena

Dispositivo de control de la iluminación Scena

Los hoteles deben responder a esta demanda adecuando sus espacios comunes y ofreciendo salas de reuniones y auditorios equipados tecnológicamente que favorezcan eventos dinámicos, con gran implicación de la audiencia asistente, ya que esta es una de las demandas más crecientes en este perfil de cliente. El uso de la luz en esos espacios públicos puede ser un factor clave para facilitar la llegada de estos eventos a un determinado establecimiento hotelero. Para dar respuesta a esta necesidad, es preciso disponer de sistemas de control de la iluminación que permitan infinitas posibilidades pero que sean fáciles de utilizar para el cliente final, como Scena de Simon.

Scena

Túnel iluminado con Scena

 

Eventos dinámicos que aseguren la atención

Si tenemos en cuenta que el cerebro humano solo mantiene la atención durante unos 40 minutos máximo y el cliente busca el máximo retorno cuando organiza una convención o formación de varias horas o jornadas de duración, el hotel debe ofrecer herramientas efectivas que le permitan captar y retener esa atención. La luz nos puede ayudar si creamos escenas dinámicas que sirvan para acentuar el discurso de la presentación, eso es posible de una forma accesible e intuitiva gracias a sistemas de control de la luz como Scena de Simon.

Scena

La fachada de un edificio es el primer impacto que perciben los usuarios, gracias a Scena también se puede controlar su iluminación

Con Scena podemos configurar distintos tipos de iluminación (o “escenas”) y cambiarlas a lo largo de un discurso. La luz, durante una misma sesión, puede focalizarse sobre el ponente, puede desplazar el foco hacia un determinado producto cuando se está hablando de sus cualidades. A lo largo de esa misma sesión también se puede introducir iluminación difusa y cambios en el color. Estos pueden ayudar a conseguir la predisposición de la audiencia según el discurso apele a su lado emocional (si usamos colores cálidos) o más racionales (mediante el uso de tonos fríos). De esta forma, se asegura la atención del público y, por lo tanto, se fijan los argumentos de venta o formaciones que se estén llevando a cabo. Este tipo de herramientas que aseguran al cliente el logro de sus objetivos puede hacer destacar a un hotel en este creciente mercado.

Scena

Pasillo de columnas iluminados y controlados con Scena

 

La luz, fuente de bienestar para el público

Estos sistemas también ayuda a prevenir el cansancio, asegurando que el congreso o reunión sea más provechoso para los asistentes. Esto es posible mediante una luminaria biodinámica. Scena de Simon, calcula la posición del Sol teniendo en cuenta la hora y geolocalizando el lugar donde se encuentra. De esta forma se puede reproducir en una sala cerrada una luz similar a la que tendríamos en un espacio expuesto a la luz natural. Esto ayuda a la audiencia a regular sus ritmos circadianos, es decir, las funciones fisiológicas asociadas al reloj biológico de las personas, evitando la fatiga y favoreciendo la actividad cerebral.

 

Comunicación simple e intuitiva

Entre las ventajas de Scena, además de sus infinitas capacidades para transformar la luz, destaca también su manejo, simple e intuitivo. Scena permite registrar las diferentes configuraciones, creando así escenas que podemos reproducir simplemente pulsando un botón. Su Consola Touch Light Manager se configura sin necesidad de un ordenador, permite programar diferentes escenas y funciones y controla todos los elementos del sistema y con la asistencia, si es preciso, de personal especializado de Simon. Para dar mayor control y autonomía al cliente final, el sistema dispone de una botonera, Sense, que activa hasta seis acciones distintas modificables desde la consola principal. El usuario además recibe feedback inmediato de la acción que ha realizado, ya que la botonera vibra, emite un sonido o se iluminan ligeramente. Esa discreta comunicación facilita el control totalmente intuitivo del espacio. El cliente pues puede cambiar en tiempo real la iluminación de una sala según las necesidades, desde la botonera o incluso descargándose la aplicación en su teléfono móvil.

Scena

Baño de hotel donde la ilumiinación se puede controlar a gusto del usuario gracias a Scena

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action