Proyectos de iluminación

Proyecto de iluminación de la Fundació Tàpies con Slim System de Fluvia

El pasado verano, la Fundació Antoni Tàpies inauguró la exposición Domingo del artista catalán afincado en Berlín, Oriol Vilanova. La muestra consistía en miles de postales que el artista había adquirido en, domingo tras domingo, en mercadillos. La colección del artista alcanza las 37.000 piezas, que durante unos meses cubrieron completamente los muros de la fundación barcelonesa en una interesante reflexión sobre la cultura popular, el turismo y los llamados landmarks (lugares emblemáticos) de distintos rincones del mundo.

Pocos sabían que, además de inaugurar exposición, el centro de arte barcelonés también estrenaba nueva iluminación, el sistema Slim de Fluvia. La muestra exigía unos requerimientos en cuanto a luz a los que el viejo sistema de focos (muy habitual en los espacios dedicados al arte contemporáneo) no podía dar respuesta.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

Las paredes del centro debían estar perfectamente iluminadas de arriba abajo, pudiendo ser visible para el visitante desde la fila de postales más elevada hasta la que apenas se separaba un palmo del suelo. El multipremiado Slim System, que lleva la firma de Josep Lluscà, permite una iluminación similar a la natural, que baña de forma cenital el espacio, a la vez que su diseño permite crear estructuras específicas para cada espacio, con lo que se ha adaptado a la perfección al espacio de la Fundación, situado en una finca modernista en el centro de la Ciudad Condal.

proyectos de iluminación

Proyecto de iluminación de la Fundació Tàpies con Slim System de Fluvia

El encuentro entre el espacio y la solución en iluminación fue completamente casual, nos cuenta el director de la Fundació Tàpies, Carles Guerra.

Entramos en contacto con Simon con motivo del centenario, aunque el primer acuerdo de colaboración entre Fluvia y la Fundació era la cesión de nuestro espacio para una de las celebraciones del centenario, fuimos más allá. Además de la colaboración en la renovación de la iluminación, por mi parte, acabé dando conferencias en el marco de los 100 años de Simon, una de las cuales llevaba por título Gobernados por la luz, porque también en nuestro entorno la luz es fundamental. No solo por la correcta iluminación de las piezas, claro, sino también por cómo se iluminan las personas que visitan las exposiciones, el espacio, etc y cómo todos esos elementos crean un diálogo de interés para todos”, explica el director.

proyectos de iluminación

Proyecto de iluminación de la Fundació Tàpies con Slim System de Fluvia

En ese momento fue cuando Guerra propuso probar el Slim System para iluminar los espacios de la Fundació. La elección de este sistema se debe a que “sin ultravioletas, que puede ser ‘dimetizable’, que la calidad es similar a la de la luz diurna. puesto que nosotros tenemos una claraboya que ilumina el espacio con luz natural, y no podía ‘colisionar’ con esta, con temperaturas de color distintas”.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

Para Guerra, la prueba de fuego fue la exposición de Vilanova “donde tenías 37.000 postales repartidas en dos plantas y debían estar perfectamente iluminadas, con algunas situadas a más de 5 metros de altura y que el visitante debía poder distinguir perfectamente. Es una luz con un rendimiento muy positivo”. Pero los tests superados por Slim van más allá, ya que las necesidades cambian con cada nueva exposición. Así, “con la exposición de Allan Sekula, por ejemplo, teníamos fotografías originales que no podían exponerse a luces fuertes por motivos de conservación. Necesitábamos un control lumínico muy preciso, no podiamos pasar de 60 lux y lo ‘dimetizamos’ y conseguimos tener este control, manteniendo una luz blanca, muy pura”.

proyectos de iluminación

Proyecto de iluminación de la Fundació Tàpies con Slim System de Fluvia

Más allá de la excelencia del Slim System para iluminar espacios públicos y con especificidades como estas que plantean las exposiciones artísticas (un uso para el que no estaba diseñado el sistema y que, sin embargo, está resultando todo un éxito en la Tàpies), Carles Guerra se siente muy orgulloso de la colaboración establecida con Fluvia, que “va más allá de un mero patrocinio o colaboración comercial para acabar siendo un auténtico intercambio de conocimientos que interesa a todas las partes. El mundo artístico tenemos la creatividad y una visión más vanguardista de lo que sucede, el entorno de la empresa tiene los recursos y el conocimiento técnico para crear estos productos. Del intercambio pueden surgir grandes ideas e iniciativas para ambas partes. Creo que empezamos una fórmula que permite un mayor rendimiento para todos, pero sobre todo una colaboración más entusiasta más motivadora para las dos partes.”

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action