Esta semana se han desvelado los proyectos galardonados con los premios FAD de Arquitectura e Interiorismo, que organizan y concede ArquinFAD, la asociación interdisciplinaria de diseño del espacio del FAD. Se trata de un galardón histórico que ha celebrado su 59º edición y a la que se han presentado casi medio millar de proyectos entre todas las categorías. El jurado estaba presidido por la arquitecta Belén Moneo en esta ocasión. Los profesionales Judit Bustos, Ricardo Devesa, Jorge Figueira, María Langarita y Joan Olona, junto con Moneo, han viajado por el país visitando las obras susceptibles de ser premiadas. Este conocimiento “en primera persona” es precisamente lo que distingue estos premios de otros galardones.


En la parte inferior derecha, la intervención de Mansilla y Tuñón en el marco del Palacio Real, una obra monumental con vocación de arquitectura atemporal. La imagen lleva la firma de Luis Asín Lapique.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

El premio FAD de arquitectura este año se ha concedido al Museo de las Colecciones Reales (Madrid). Se trata de la rehabilitación y adaptación de este monumental edificio situado en el complejo del Palacio Real de Madrid. El edificio muestra una selección de las obras artísticas y piezas históricas que forman parte de los fondos de Patrimonio Nacional. Detrás de esta obra está el equipo de Mansilla y Tuñón Arquitectos, de cuyo trabajo el jurado valora especialmente la capacidad de “resolver con maestría una arquitectura atemporal y sobria, de factura precisa y emocionante”. El resultado de esta ampliación y adecuación es, en palabras del jurado, “una obra de arquitectura monumental y sobria” de factura precisa y emocionante” que consigue formar parte del flujo histórico de la arquitectura del entorno, sin desentonar, a la vez que identificarse como una obra de nuestro tiempo.

Un detalle de la intervención en la vivienda de Pontejos, 9 (Madrid) de los arquitectos AceboXalonso. Fotografïa: Rafael Trapiello.

Respecto al Premio FAD de Interiorismo, el jurado ha seleccionado la obra Pontejos 9, una rehabilitación integran en el casco histórico de Madrid que se presenta, según este, como “arqueología creativa”. Es decir, que incluye y asigna un nuevo valor a los objetos encontrados en el viejo edificio de viviendas. La obra lleva la firma del equipo de arquitectos AceboXalonso.

Fotografía de Jordi Surroca que muestra el resultado final de la rehabilitación del Parque de Joan Oliver (en Badia del Vallès) del estudio Data Arquitectura i Enginyeria SLP.

El premio FAD de Ciudad y Paisaje se ha concedido a la rehabilitación del Parc de Joan Oliver en Badia del Vallès. Esta intervención la ha realizado Data Arquitectura i Enginyeria SLP que ha apostado por una acción casi invisible, donde se respeta al máximo la naturaleza existente y se resuelven problemas que impedían su disfrute por parte de la comunidad (el parque sufría de frecuentes inundaciones) dotándose a la ciudadanía de una superficie abierta para el disfrute libre, sin limitaciones ni jerarquías.

Con esta intervención de columnas realizadas con bidones reciclados se conmemoró el aniversario de la reconstrucción del Pabellón de Mies van der Rohe. La fotografía es de Roland Halbe.

Parece que los premios FAD de este año priorizan las intervenciones precisas, pequeñas en tamaño o visibilidad pero grandes en significado. Eso parece confirmar también el proyecto galardonado con el premio de Intervenciones Efímeras: las columnas conmemorativas de los 30 años de reconstrucción del pabellón alemán en Barcelona (es decir, el pabellón Mies van der Rohe). Los autores son los arquitectos Luis Martínez Santa-María y Roger Sauquet Llonch. Estos se valieron de materiales reciclados, un centenar de humildes bidones de chapa de acero recuperados de un cementerio de residuos químicos, a los que dieron una nueva vida, más digna y bella: recreando unas columnas multicolores con tan solo un simple cordón de soldadura. Esta verticalidad resalta frente a las formas expansivas del pabellón, creando un interesante juego de contrastes.

La topografía marca la intervención en este bonito parque de la ciudad francesa de Toulouse, realizada por los arquitectos Michèle & Miquel, que también firman esta foto. 

Las obras internacionales también tienen sus espacio en estos premios. En esta edición se ha galardonado la obra Jardín Niel 81, Rue Saint-Roch (Toulouse, Francia) de la pareja de arquitectos MICHÈLE & MIQUEL. El jurado destaca de este proyecto la capacidad para aunar “una multiplicidad de virtudes en un resultado perfectamente equilibrado entre el trabajo y el tiempo, la utilización de sistemas industrializados acordes a la escala, y la incorporación del paisaje agrícola característico de la zona”.

Los premios FAD incluyen asimismo el reconocimiento a textos de ensayo y crítica en torno a la disciplina. Son dos los títulos que reciben el premio en esta edición: Teorías e Historia de la Ciudad Contemporánea, el celebrado ensayo de Carlos García Vázquez por “proponer una nueva sistematización historiográfica y transdisciplinaria de las interpretaciones de la ciudad” contemporánea. De la misma forma, el jurado también ha premiado After belonging: The objects, spaces, and territories of the ways we stay in transit, una obra que firman los integrantes de After Belonging Agency (Lluís Alexandre Casanovas Blanco Ignacio Gonzálz Galán, Carlos Mínguez Carrasco. Alejandra Navarrete Llopis y Marina Otero Verzier), comisarios de la Trienal de Arquitectura de Oslo del pasado año. 

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action