El pasado mes de abril se celebró una nueva edición de la feria del mueble de Milán, uno de los eventos más influyentes en el ámbito del diseño de producto y el interiorismo, que reúne a las marcas más prestigiosas del sector. Si no pudiste acercarte a la ciudad italiana y dedicar jornadas mataronianas a descubrir lo último de las firmas del sector, te presentamos algunas de las tendencias más presentes y alguna que otra rareza para inspirarte pero también para informarte de lo que, según el Salone, vamos a ver durante los próximos meses.

milan 2017: tendencias

Hayon superstar. Colección “Vuelta” para la firma austriaca Wittmann, firmada por Jaime Hayón. Imagen cortesía de Wittmann.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Nuevo clasicismo y más minimalismo

Durante el salón se han podido ver formas más comedidas, más sencillas y con la vista puesta en el pasado. Las firmas parecen haberse concentrado en piezas rotundas, de buen diseño y mejores materiales y, sobre todo, capaces de resistir el paso del tiempo. Quizá por esta razón ha habido menos concesiones a la espectacularidad.

La mirada al pasado de la que hablábamos abandona el intento más o menos exitoso de traer de vuelta el estilo Memphis para fijarse en unos depurados años 70, con colores cálidos, formas redondeadas y una suerte de minimalismo lujoso. En ese sentido, según la crítica y prensa especializada , las principales marcas del sector se han esforzado en encontrar su “nuevo clásico”, es decir, piezas icónicas que se adapten bien a hogares de diferentes estilos y, de paso, capten los objetivos de los teléfonos y tengan su momento en Instagram (más sobre esto a continuación). En ese sentido, destaca la línea Vuelta de Jaime Hayón, uno de los diseñadores más ocupados durante esta edición de la feria, para la firma austríaca Wittmann.

milan 2017: tendencias

Las mesas de centro de los diseñadores londinenses Campbell-Rey concentran algunas de las tendencias más vistas: patchwork de piedra natural, uso del metal cepillado, tonos cálidos y formas estilizadas. Imagen cortesía de Campbell-Rey

 

Los materiales lo son todo

El mayor (y más feliz) constatación de los visitantes de la feria ha sido la omnipresencia del mármol. Material noble donde los haya, ha vuelto por todo lo alto a la feria de Milán, donde se ha podido ver en todo tipo piezas, desde mesas auxiliares de extremada ligereza visual (al combinarse con tubo de metal en diámetros mínimos) hasta robustos muebles de baño, pasando por complementos y accesorios para el hogar.

milan 2017: tendencias

Más mezcla de piedras y metal, de la mano de las mesas Pablo de AuCap.

El noble mármol se ha combinado con otras piedras como el ónix, formando patrones geométricos que nos retrotraen a la estética yuppie de los 80 como al clasicismo por igual.

milan 2017: tendencias

Una de las piezas más fotografiadas de la feria, el cabinet Longing de Nica Zupanc para De Castelli acabado en cobre, uno de los materiales del año. Imagen via De Castelli.

El metal, por su parte, sigue presente. Cuando pensábamos que el cobre y bronce (e incluso el latón) ya se estaban agotando, hemos encontrado infinitas aplicaciones en el Salón de Milán, con acabados cepillados y suaves, en una búsqueda de tonalidades cálidas que han dejado atrás al acero y aluminio presente en otras ediciones. El uso de estos metales en combinación con piedra, como en las mesas del dúo Campbell-Rey, se usan para quitar peso visual a las piezas y, de paso, adaptarlas a las nuevas estéticas y necesidades de las viviendas actuales. Estos metales con esas líneas estilizadas también han sido protagonistas en el ámbito de la iluminación.

 

Pantone no ha acertado ¡pero casi!

No ha sido greenery, el verde brillante, sino el verde esmeralda y otras tonalidades oscuras el que ha reinado en no pocos productos y montajes de la feria. Con estos tonos suntuosos, de acuerdo a los críticos, no se trataba de hacer referencia a la naturaleza (como Pantone aseguró con su color del año) sino de transmitir un cierto aire de lujo y clasicismo. Son muchos los medios lo que han llamado a este color “la tendencia más omnipresente” del salón. A continuación, algunos ejemplos:

milan 2017: tendencias

¿El color del año? Entrada a la instalación de la firma Moooi.

milan 2017: tendencias

Todo al verde: imagen de la instalación Contamination de Kartell.

 

Sofás que se expanden

Dicen que “staying in” es el nuevo “going out”, es decir, quedarse en casa es ahora tan cool como otrora fuera salir y estar a la última en materia de bares y clubs. Quizá es ese deseo de pasar más tiempo en casa y centralizar allí el ocio, la que explica una de las tendencias más vistas en Milán. Y es que las piezas de mobiliario que más se ha visto evolucionar en esta edición de la feria es el sofá, que va más allá del clásico asiento acolchado para convertirse en una amplia composición, casi un paisaje, con múltiples niveles, curvas y formas. Estos sofás invitan a usarse de manera flexible e imaginativa, más allá de simplemente sentarse e invita casi a hibernar cual oso…

 

Estrellas en social media

milan 2017: tendencias

La foto más deseada: instalación New Spring de Studio Swine para COS.

Aunque si en lugar de deambular por la feria nos fijáramos solo en Instagram, las piezas destacadas serían otras. Y es que esta edición del Salone ha tenido dos estrellas indiscutibles (al menos si nos atenemos a número de likes y retweets). Por un lado, la instalación de Studio Swine para COS (llamada New Spring, sobre estas líneas). El dueto británico creó una escultural estructura de aluminio reciclado que a modo de árbol “brotaba” con burbujas que, al explotar, liberaban un humo similar al vapor. Se prestaban guantes con los que manipular las burbujas y jugar con ellas para interactuar con la instalación.

milan 2017: tendencias

Imagen de Le Refuge, de Marc Ange para The Invisible Collection. La instalación más posteada en Instagram cuyo color es el llamado “millenial pink”.

En cuanto a la segunda pieza más vista online es la instalación Le Refuge, de Marc Ange para The Invisible Collection. Situado en el jardín de la Mediateca de Santa Teresa, en el contexto de la exposición de la revista Wallpaper, era una invitación al relax y la ensoñación en una jungla de hojas rosa chicle de grandes dimensiones. Y por supuesto, Internet se volvió loco… Pero como el buen diseño y las propuestas más revolucionarias, los fenómenos efímeros y la pirotecnia también forman parte del encanto del Salone. Hasta el año que viene.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action