real fabrica de cristales

Marta Alonso e Imanol Calderón del estudio MAYICE

El dúo de arquitectos e interioristas Mayice, formado por Marta Alonso e Imanol Calderón, presentan esta semana en Barcelona su colección de lámparas diseñadas para la Real Fábrica de Cristales de La Granja (Segovia), una institución con varios siglos de historia. El resultado podrá verse por primera vez desde que se presentaran en la semana del mueble de Milán. Aprovechamos su presencia en la Ciudad Condal para conversar sobre este y otros proyectos, así como su particular proceso de trabajo.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Ya en vuestro statement habláis del respeto a los materiales como base de vuestra labor…

Consideramos que el material es la esencia de nuestro trabajo. Nuestra forma de trabajar se basa en el estudio de los materiales para entender sus cualidades y posibilidades. Luego las explotamos al máximo a través del diseño de producto. Lógicamente es un trabajo que no podemos hacer solos, así que nos asesoramos de los artesanos de cada uno de los materiales con los que trabajamos, que son los que saben más. A través de ellos, vemos hasta dónde se puede llegar con este material en materia de diseño a la vez que mantenemos su esencia. En definitiva, respetándolo.

Fue cómo trabajasteis, por ejemplo, la madera en el caso de Zoo (unas piezas modulares en forma de Z que pueden ser taburetes, mesas auxiliares, estanterías, etc)

Sí. Con Zoo queríamos una pieza económica, utilizando solo madera y de la forma más eficiente posible. Estuvimos estudiándolo con nuestro ebanista: miramos todos los tableros, las medidas que hay en el mercado y a partir de ahí, empezamos a subdividir las piezas para que cupiese en un tablero, estudiando las vetas para que estuvieran alineadas con la forma de la pieza, etc. También realizamos un estudio de ángulo para que la pieza no se caiga así como la unión, en la que no hemos utilizado tornillos ni nada que no sea la propia madera. Siempre tratamos que nuestras piezas sean de un material puro, sin otros elementos. También se debe a un objetivo medioambiental, la sostenibilidad es ya un valor básico en nuestra profesión.

En el caso de la colaboración con la Real Fábrica, ¿cómo surge?

En 2015 queríamos hacer unas piezas curvas de cristal, y este fue el primer contacto que establecimos con la Real Fábrica de Cristales. Se desarrolló una relación muy estrecha con ellos, nos llevábamos bien. Más tarde recibimos un proyecto de interiorismo y surgió la idea de crear unas luminarias muy específicas para ese entorno. Creamos unas piezas de vidrio soplado y fue entonces cuando la dirección nos llamó para proponernos hacer una colección de lámparas para la propia fábrica, bajo su marca.

¿Cómo se desarrolló la colección RFC+?

Cuando nos llamaron ya habíamos trabajado con ellos para dos proyectos, así que ya sabíamos cómo trabajaban, qué dificultades tiene, qué se puede aprovechar, que fueron los moldes. Tienen una colección de más de 4500 moldes, con auténticas joyas. No tenía sentido crear nada nuevo, estudiamos los moldes, escogimos 22 y luego compaginamos los diferentes diseño. Tratamos de utilizar sus recursos y, de nuevo, aprovechar al máximo las cualidades del material y reduciendo al máximo costes.

En esta colección os concentrasteis mucho en conseguir un determinado efecto de la luz al atravesar el cristal…

Sí que se invirtió en el diseño de la fuente de luz, es una pieza exclusiva, escondida para retroiluminar el material y crear una serie de halos con la luz que se proyectaban sobre el suelo. Para nosotros es una forma de evidenciar la esencia misma del molde, del volumen… Ese era uno de los aspectos que más nos interesaban. Todo el mecanismo está diseñado cuidadosamente para crear determinados efectos con la luz.

El proyecto se presentó en la Galleria Rossana Orlandi. Contadnos algo de esa experiencia, de trabajar con Orlandi…

Es una persona muy entusiasta, con un carácter muy fuerte. El trabajo con ella es de total colaboración: Rossana ayuda al diseñador. Estuvo con nosotros hasta las 4 de la madrugada, colocando las piezas y, de hecho, llegó a mejorar el resultado final. Es precisamente ese ojo el que hace que sea quién es. Tiene una energía que ya me gustaría a mí. Las presentamos durante la semana del diseño. La verdad es que ese patio tiene algo mágico. Al final, estar en su galería es como formar parte de una familia, con ella pero también con sus empleados. Hay muchísima energía.

También realizáis proyectos de interiorismo, ¿cómo es el proceso de trabajo en esos casos?

Pues se trabaja con mucho diálogo también. Sportivo es una tienda emblemática de Madrid, de mucha fama. En la parte de abajo se reservaba para rebaja y outlet. Era muy caótica y la clientela no entraba porque no era capaz de encontrar lo que quería. Lo que se hizo fue un diseño muy limpio para que el producto fuera el centro del espacio. De hecho, ahora la tienda vende tres veces más. Igual sucedió en la panadería La Flor, conseguimos que vendieran hasta tres veces más tras nuestro diseño. Se trata de escuchar al cliente y ser responsable con los tiempos, puesto que en estos casos afecta a la actividad económica de la empresa.

Eso implica una voluntad de colaboración, de diálogo constante. ¿Es el diálogo otro de los principios de vuestro estudio?

La verdad es que son valores que aplicamos en todos los sentidos, también a la hora de tratar a los clientes. Entendemos que esa idea del arquitecto “todopoderoso” se ha acabado por una cuestión cultural. Ahora eres una parte más del proyecto: tienes que escuchar mucho al cliente (que es quién más sabe sobre sus necesidades, pero también quien vivirá en ese espacio). El proyecto debe adaptarse siempre a sus necesidades. Lo mismo con empresas productoras. Así lo hicimos con la Real Fábrica: se trata de escuchar qué quieren y, en función de eso, haces la colección. Y creo que es cómo se debe trabajar. Se trata de un diálogo constante: con el cliente para saber qué quiere, con el artesano para entender el material y sus posibilidades.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action