El elevado coste del metro cuadrado en el mundo de la construcción ha ido reduciendo cada vez más los espacios al aire libre como terrazas, patios y jardines. Los arquitectos e interioristas, siendo conscientes de los beneficios que nos aporta la vegetación en nuestro día a día, realizan proyectos que aprovechan al máximo estos escasos metros. Se trata de hacer, aunque sean con dimensiones mínimas, intervenciones donde las plantas aporten su frescura, color y nos acerquen a la naturaleza dentro del ajetreo diario.

jardines pequeños

8 Gardens House. Proyecto Goko MX Fotografía: Aki Itami R

 

Jardines pequeños: patios interiores

Uno de los recursos más empleados consiste en crear jardines pequeños en forma de invernaderos interiores, ubicados en algunas de las estancias. Pueden estar abiertos al exterior pero quedar integrados y ser intervenciones que puedan ser rodeadas por los inquilinos.

jardines pequeños

Spa Querétaro Proyecto: Ambrosi I Etchegaray Fotografía: Luis Gordoa

Es un claro ejemplo el Spa Querétaro. Uno de los requisitos del proyecto era su vinculación con la naturaleza. Para ello se definieron volúmenes rectangulares, perforados para crear pequeños patios con vegetación.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Estos lugares articulan el proyecto, aportan iluminación natural y juegan con la sensación de estar en un espacio exterior. Tanto las plantas como el uso del agua en estanques, aportan una atmósfera de relajación única.

jardines pequeños

Spa Querétaro Proyecto: Ambrosi I Etchegaray Fotografía: Luis Gordoa

Este recurso se puede emplear también en otro tipo de edificios públicos u oficinas y también en hogar, acercando la naturaleza a trabajadores y habitantes habituales.

Jardines verticales

Un modo distinto de integrar la naturaleza en la arquitectura, aprovechando el espacio y a la vez obteniendo grandes superficies verdes son los jardines verticales. Su “creador” fue Patrick Blanc, que patentó una estructura para construir muros vegetales. Los podemos encontrar tanto en interiores como en fachadas de edificios.

Para conseguir estos jardines a noventa grados existen múltiples sistemas y recursos. En el el restaurante José Carlos García en Málaga, el muro vegetal se convierte en el elemento clave del proyecto creando un gran contraste entre el estilo industrial con mobiliario en madera, el uso del hormigón y las instalaciones vistas.

jardines pequeños

Jardín vertical Restaurante José Carlos Garcia

Otro sistema muy común es el empleo de macetas en secuencia. Esta villa, proyecto de Sergio Portillo, pretende unir el paisaje exterior con el interior.

jardines pequeños

Villa Jardín. Proyecto: ASP Arquitectura, Sergio Portillo Fotografía: Rafael Gamo

Estos huertos verticales con plantas aromáticas, pueden recordar a las estructuras de los invernaderos. En base a la combinación de maceteros de madera reciclada, se componen paredes vegetales, llenas de color y vida, que se integran con el paisaje colindante y demás vegetación.

jardines pequeños

Villa Jardín. Proyecto: ASP Arquitectura, Sergio Portillo. Fotografía: Rafael Gamo

El empleo de macetas puede dirigir el interés precisamente en este elemento. Son múltiples los diseñadores que ofrecen pequeñas obras de arte que nos permiten integran puntos de vegetación en nuestros hogares y otros entornos.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Es el caso de estas macetas llamadas Voltasol, editadas por Livingthings, que se caracterizan por su base cónica, que hace que la propia planta las haga voltear en busca de la luz solar que la alimenta. Generan unos interesantes movimientos y un aspecto dinámico, gracias también al viento o, si lo deseamos, haciéndolas girar por pura diversión haciéndolas girar, sin riesgo de caída.

jardines pequeños

Voltasol. Editora: Livingthings

Otro concepto son las macetas-cuna, diseñadas por Bas Barcelona. Una nueva mirada contemporánea basada en la elaboración siempre artesanal, que buscan crear macetas dignas para las plantas. Proponen crear distintos formatos para cada especie, ayudándolas así a su crecimiento. Apuestan por el uso de la cerámica que sigue siendo el material que conecta mejor con la naturaleza de la propia vegetación, en este caso en tonos blancos.

jardines pequeños

Bas Barcelona

Cuando la vegetación “invade” los interiores

Una tendencia muy actual resulta totalmente contrapuesta a los mencionados jardines pequeños es el uso extensivo de vegetación en los interiores. Se trata de una tendencia muy presente en el sector de la hostelería. Los restaurantes, especialmente, se están viendo invadidos de plantas. Estás aportan una gran sensación de cercanía y calidez, creando entornos más acogedores y hogareños.

jardines pequeños

Gastrobar Garden Proyecto: Azovskiy Pahomova architects. Fotografía: Andrey Avdeenko

Es un claro ejemplo este “gastrobar” en Ucrania donde las plantas se descuelgan de los techos, mediante macetas suspendidas, llenando tanto zonas perimetrales como el centro de los comedores. El concepto vegetal, se extiende incluso mediante la aplicación de papel pintado con motivos de la naturaleza. Se complementa esta estética con el uso de materiales naturales: piedra y madera en múltiples formatos.

jardines pequeños

Gastrobar Garden Proyecto: Azovskiy Pahomova architects. Fotografía: Andrey Avdeenko

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action