A nadie le sorprenderá a estas alturas si afirmamos que la tecnología digital está cambiando muchos aspectos de nuestra vida, desde cómo y dónde trabajamos hasta cómo nos relacionamos con las personas. Pero algunas de las virtudes de esta tecnología, como la inmediatez o la capacidad de personalización, se están imponiendo como demandas en cualquier experiencia vital. También en la forma en cómo vivimos un determinado espacio. Hablamos con Alfred Batet, manager en el área de digitalización de Simon y experto en Internet de las Cosas, para que nos anticipe cómo debe introducirse esta tecnología en los espacios para convertirlos en espacios tecnológicos. Batet, siguiendo la filosofía de Simon, ante todo, cree que efectivamente, la tecnología va a jugar un rol crucial pero esta “debe ser amable, casi invisible” y que se base en una “interacción lo más simple posible”.

Espacio tecnológico

Alfred Batet, global manager de Simon

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Espacio tecnológico: dispositivos intuitivos, espacios personalizables

De forma casi inconsciente, los usuarios empiezan a buscar en el entorno la facilidad y rápido acceso que han permitido los smartphones. “Por un lado, quieren una interacción con el espacio completamente intuitiva, libre de pantallas, por otra cada vez se busca una mayor conectividad, por último, queremos vivir el espacio totalmente personalizado”, resume Batet.

Espacio tecnológico

Interfaz app iO de Simon para su serie Simon|100

La personalización puede responder a varios aspectos. Por un lado, diseñar sistemas de iluminación a medida, que puedan cambiarse con un solo click a las necesidades de un solo usuario o adaptarse a una determinada situación. En ese sentido, Alfred Batet, se refiere a la Serie|100, la serie de dispositivos de la firma Simon, desarrollados con motivo de la conmemoración del centenario el pasado año. Esta serie consiste en “unos mecanismos aparentemente tradicionales que pueden convertirse en inteligentes. Es decir, se aprovecha la instalación existente pero a la vez se pueden programar funcionalidades ya que la serie se conecta con el mundo digital a través de una aplicación donde se pueden configurar escenas de iluminación”. Batet insiste en que “la intervención necesaria es mínima” pero esta serie puede crecer en un gran número de funcionalidades. “Sin embargo, la interacción sigue siendo una de las más comunes en nuestra vida cotidiana, darle a un interruptor”.

 

Espacio tecnológico: cambiar la luz, el color, el sonido a demanda

En el caso de espacios colectivos (retail, bares y restaurantes, hoteles, pero también oficinas y hospitales, por ejemplo), “la personalización puede llegar más lejos, cambiando la iluminación en intensidad y color según el momento del día o el uso que se esté realizando” gracias al sistema Scena, también de Simon. “Un único espacio puede convertirse en una sala de reunión o un punto de encuentro informal con un solo cambio en la iluminación. Este sistema  permite crear escenas para cada situación o bien secuencias de color”. Eso es posible gracias al dispositivo exclusivo de Simon que incluye una aplicación (que también podemos descargar en nuestro smartphone) de lo más intuitivo y que nos permite diseñar y programar esas variaciones en la iluminación del espacio.

Espacio tecnológico

Dispositivo de control de iluminación de espacios Scena, de Simon

En el caso de los hoteles es especialmente importante que el cliente sea capaz de controlar fácilmente la experiencia de su pernoctación. Y si se puede, mejorar sus expectatvias. “En ese sentido, la música tiene un rol emocional indiscutible. El cliente debe ser capaz de escuchar lo que él quiera. En un momento en el que llevamos en nuestro smartphone toda la música o emisoras de radio, podcasts, etc. que nos gustan, debe poder acceder a estos contenidos y escucharlos con calidad mientras se relaja o realiza actividades cotidianas como ducharse o cepillarse los dientes”. Una simple conexión de Blueooth de nuestro dispositivos móvil con el sistema de sonido de la aplicación basta para que nos sintamos como en casa o mejor. Por esa razón, “uno de nuestros productos más demandados en hoteles es el llamado DigitalSound, que realiza precisamente esa conexión entre el teléfono y la habitación. “Es una forma sencilla y rápida de personalización de la experiencia en el hotel”, nos cuenta Batet y, de nuevo, “con un interfaz y una tecnología que el cliente conoce y controla”.

Espacio tecnológico

Dispositivo DigitalSound de Simon

Y es que sea nuestro hogar, una habitación de hotel o una oficina, cada vez queremos entendernos mejor con los espacios en los que habitamos. De forma sencilla y sin tener que estudiar manuales de instrucciones. Con una tecnología humana y, a ser posible, en un solo click.     

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action