Un pequeño taller creado en Olot en el año 1916 y la escasez de portalámparas del momento, fue el inicio de lo que hoy, prácticamente 100 años después, es el grupo Simon. Un grupo que sigue tutelado por la 4a generación de la familia Simon.

La popularidad nacional de la marca radica en que ha formado parte de la vida de muchas personas, de su día a día y de su entorno. Lo que ha aportado Simon suele ser para el individuo un detalle de uso común para un acto que integramos inconscientemente a nuestro paso: encender y apagar la luz. Pero cada vez son más las funciones domóticas, automáticas y experienciales que involucran los productos Simon en la cotidianeidad de las personas.

diseño funcional

Sra. Lola Borrell, mujer de Arturo Simón, trabajando en el taller. Olot 1930.

Si los puntos de luz, o los mecanismos interruptores, forman parte de los detalles que se tendrán que tener en cuenta en un proyecto de hábitat, para un arquitecto o interiorista que trabaja meticulosamente el diseño funcional de los espacios, Simon se declara aliado al responder a una serie de detalles fundamentales para el conjunto del diseño funcional de sus proyectos: los detalles estilísticos de los mecanismos, los proyectos de iluminación, la optimización tanto de funciones como de consumo eléctrico del entorno… Porque para un diseñador de espacios es primordial contar con un producto que responda en un momento dado tanto a un blanco óptico como a un acabado en madera natural, o a una iluminación eficiente, ya que la suma de detalles de su proyecto configuraran el resultado de un espacio completamente pensado.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

Descarga la guía: Tendencias estéticas para Retail y Hostelería

 

Diseño funcional en Simon

La evolución del diseño en Simon se explica por la voluntad de hacer buenos productos desde el inicio. El resultado es que los productos están bien diseñados. Durante estos 100 años, el diseño ha evolucionado y ha acumulado experiencia y hoy es un compendio de los valores que siempre han formado parte del ADN de Simon.

Desde el principio, se ha tenido la convicción de que los productos deben ser honestos y atemporales. El diseño no debe manipular al usuario y tiene que perdurar en el tiempo. Más adelante, se cree que los productos deben ser atractivos, que cuando un producto está bien diseñado, la estética tiene que sobrepasar a la función y generar emociones. Posteriormente el diseño se integra completamente en el proceso de creación de los productos. Actualmente, el diseño y la innovación son una constante estratégica.

diseño funcional

Publicidad Años 50

1916 – 1980 El Diseño como calidad

El diseño es el fruto de la voluntad de hacer un producto de calidad. Durante este periodo no existe el rol del diseñador, pero sí la voluntad de la empresa de fabricar y vender buenos productos. Un buen producto radica en su funcionalidad, su honestidad y su atemporalidad; el producto es comprensible, expresa claramente su función mediante la intuición del usuario.

diseño funcional

1956 Simon 24

1980 – 1995 El Diseño como Estética

El diseño se asocia a la estética. Además de cumplir una función, el diseño tiene que generar emoción. En estos años, el diseño incorpora el lenguaje propio de la sociedad de consumo, dando más importancia a valores como la estética. Esta época se caracteriza por el color. Su temporalidad forma parte de su atractivo. En Simon, el diseño se articula de dos maneras: a través del departamento técnico, con ingenieros con sensibilidad por la estética, y a través de la Dirección General, que contacta con diseñadores externos para aportar más novedad y nuevas influencias.

diseño funcional

Simon 75, 1992

1995 – 2010 El Diseño como Proceso

El diseño se integra totalmente dentro del proceso de creación de nuevos productos. Se incorpora el perfil de diseñador industrial dentro del equipo de I+D y se utiliza el diseño como herramienta principal para generar nuevos conceptos e ideas. Se crea un departamento de marketing para detectar las necesidades del mercado. Fruto de la experiencia del trabajo con arquitectos, las nuevas series no sólo tendrán en cuenta al usuario, sino también el espacio donde se ubicarán. El diseño destaca por su innovación y el alto grado de definición de todos los detalles del producto.

diseño funcional

Simon 82, 2001

2010 – 2016 El Diseño como estrategia

El diseño es el método para alentar y apoyar la innovación. Se crea un Departamento de Diseño autónomo con dependencia directa de Dirección General. El objetivo de esta decisión es que el diseño también forme parte de la estrategia de la empresa.

diseño funcional

Dibujo Detail82, 2014

diseño funcional

Detail82, 2014

La función del Departamento de Diseño es la de ayudar a visualizar cuáles serán los futuros productos de Simon. Durante esta etapa surgen nuevos valores como pueden ser la racionalización del diseño global del grupo, la visión de futuro, la responsabilidad con el entorno y el deseo de simplificar la vida de las personas.

Simon contribuye y forma parte de una sucesión de pensadores que diseñan los espacios donde habitamos. Y forma parte también de los profesionales que instalan y hacen realidad las ideas para iluminar y vivir nuestro entorno.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

Guía gratuita Tendencias Retail Hostelería