Hablamos de diseño experimental para referirnos a las piezas que resultan de la investigación del proceso creativo de los profesionales. Se trata de objetos, mobiliario, revestimientos o incluso dispositivos que, más que convertirse en un éxito comercial, buscan abrir nuevos caminos para la disciplina. No se trata pues de crear piezas bonitas o armoniosas (aunque muchas muchas veces lo son), incluso se puedan llegar a ignorar la funcionalidad. El diseño experimental cuestiona las convenciones y explora nuevas vías de trabajo con el objetivo de ensanchar los límites de la disciplina. Repasamos algunos de los proyectos y estrategias más destacados en este tipo de diseño.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Diseño experimental desde la artesanía

El contacto directo con el material es el punto de partida de unos diseñadores (a medio camino entre el artesano y el artista) para poner en cuestión las bases de determinadas artesanías y, de paso, crear nuevos objetos. Quizá por su carácter orgánico, el trabajo con cerámica es uno de los campos que más se ha explorado desde el ámbito del diseño.

Una sorprendente muestra es la labor que realizan los llamados “artistas K?gei” japoneses (ese término japonés se refiere “artista artesano”. Una reciente muestra en Estados Unidos hizo una panorámica de los nombres que están experimentando en esta centenaria disciplina. Artistas como Katsuyo Aoki o Kohei Nakamura están introduciendo en la cerámica nipona tradicional nuevas preocupaciones y expresiones, partiendo siempre desde técnicas milenarias.

Es una labor similar a la que realiza Xavier Mañosa desde su firma Apparatu. Mañosa tiene formación en diseño de producto pero sus piezas más celebradas parten de su trabajo como ceramista, retomando desde un punto de vista contemporáneo el negocio familiar. Sus trabajos oscilan entre la escultura, los proyectos comerciales y el diseño de productos de terracota y cerámica como vajillas, jarrones, siempre con un moderno twist, o incluso mobiliario en este material.

Una aproximación similar es la que ha realizado el diseñador de producto Isaac Piñeiro, colaborador habitual entre otras de la firma de mobiliario Sancal, con su colección Vega 175. Se trata de una serie de objetos decorativos para la firma La Cartuja de Sevilla. El creativo se ha inspirado en los tradicionales hornos de botella de la antigua fábrica sevillana y, trabajando mano a mano con los artesanos pero también experimentando con la impresión 3D, ha diseñado una estilizada colección que destaca en la tradicional firma de loza.

La madera es también objeto de experimentación. En ese sentido, destaca la labor del finlandés afincado en Bilbao, Tuomas Kuure. El diseñador crea esculturales bocetos que son el punto de partida para encontrar los materiales y técnicas necesarios para convertirlo en un “mueble duradero y sólido”.

 

Nuevos usos para una sociedad en cambio

No solo se puede experimentar con los materiales o el proceso. Un acercamiento interesante puede ser plantearse la función misma de un diseño. En un mundo en cambio constante como el nuestro, ¿tiene sentido que determinados objetos y productos? En ese sentido resulta interesante la labor que realiza un proyecto / tienda online, Jouw Store, respecto al acto de comer. Jouw se plantea como una reflexión en torno a las vajillas y cuberterías que recoge (y distribuye) diferentes propuestas de creativos independientes.

La conciencia medioambiental es una frecuente motivación detrás de esta experimentación. Es el caso de la diseñadora Micaella Pedros que recicla botellas de plástico, convirtiéndolas en el material esencial de las juntas de su mobiliario realizado en madera. La creativa da un nuevo uso así a uno de los materiales que más está contaminando nuestro planeta (se utiliza y se desecha un millón de estas botellas cada minuto en el mundo).

 

La cuestión medioambiental

La urgente necesidad de crear piezas más sostenibles que está creando el cambio climático, no solo repercute en el uso de materiales reciclados, también ha generado una corriente de experimentación con materiales nuevos, de origen natural y completamente biodegradables. El diseñador de mobiliario Sebastian Cox ha desarrollado una línea de mobiliario e iluminación realizado con micelios de hongos, un material cada vez más al alza por su capacidad para adaptarse a múltiples estructuras y necesidades pero también su textura suave similar al ante. 

 

Materiales atípicos

También es posible enfrentarse el proyecto de forma convencional pero cambiando radicalmente elementos del proceso: la elección de materiales, por ejemplo. En la última edición de la feria Maison & Objet pudimos ver el trabajo de Yukiko Morita. Se trata de un artista japonés que, utilizando su experiencia previa como panadero, presentó una colección de lámparas realizadas con pan. El procedimiento fue de lo más sencillo: hornear el pan, dejar solo la corteza e introducir en su interior bombillas LED. Esa simplicidad no impidió que Morita realizara más de 300 prototipos hasta llegar a la forma perfecta.

Quizá por influencia de la moda del cemento y el Brutalismo, los californianos Moontag han desarrollado Anza, una cafetera exprés realizada en este material o en Corian blanco. Además de un café de calidad (el proyecto ha llevado cuatro años de investigación). A la sorprendente elección de materiales, hay que destacar que estas robustas cafeteras integran sistemas de conectividad que permiten el acceso remoto de sus usuarios.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action