Diseño de restaurantes

El Equipo Creativo

Cuentan con los hermanos Adrià como “descubridores” y con algunos de los grandes grupos de hostelería entre su clientela. Además de Messi (sí, ese Messi), claro. En algo más de 6 años y gracias a proyectos como Tickets Bar, Pakta, Tunateca o la coctelería Blue Wave (que recibió el premio Best Designed Bar en los prestigiosos Restaurant and Bar Design Award), El Equipo Creativo ha conseguido situarse entre los estudios más deseados y admirados en el ámbito del diseño de restaurantes y bares en Barcelona, aunque ahora están preparando su primer gran proyecto en Madrid.

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

New Call-to-action

 

Hablamos con este pequeño gran equipo de arquitectos sobre cómo se plantean el diseño de un restaurante, qué aspectos destacan en sus proyectos y cómo, en ocasiones, conviene echar mano de técnicos para lograr el resultado perfecto.

 

¿Quién es El Equipo Creativo?

El Equipo Creativo, el nombre que ostenta este estudio, nacido casi de la casualidad, lo forman los arquitectos Oliver Franz Schmidt, Natali Canas del Pozo y Lucas Echeveste Lacy. Estos tres profesionales se conocieron cuando Ferran y Albert Adrià les contactaron (aún por separado) para el diseño del Tickets Bar. “Los tres somos arquitectos, aunque con diferentes perfiles y experiencias, y nos conocíamos previamente por haber coincidido en algún estudio de arquitectura. Oliver ya había colaborado con los hermanos Adrià y le encargaron que formara un equipo multidisciplinar para el diseño de ese local”, nos cuenta Natali Canas del Pozo. Y así se encontraron. La prensa se fijó, además de la propuesta gastronómica de este bar del Paralelo barcelonés, en la arquitectura del espacio y a referirse al trío de arquitectos como “el equipo creativo” que lo diseñó. Ese nombre genérico fue calando y acabó por convertirse en el nombre del estudio (ya con mayúsculas).

diseño de restaurantes

Vista desde la calle de la entrada al barTickets de Barcelona, uno de los primeros establecimientos con el sello de los hermanos Adriá que abrió en Barcelona.

 

Diseño de restaurantes, espacios conceptuales

Desde entonces han firmado reputados restaurantes para grandes empresas del sector, algunos de los chefs más reputados y, cosas de la vida, con más de una celebridad en su plantel. Su aproximación a estos espacios la definen como “conceptual” y muy “basada en la investigación previa”: “es cierto que trabajamos así, tal vez porque nos gusta concebir los interiores como espacios arquitectónicos, alejándonos del mundo de la decoración”, continúa la arquitecta. Todo empieza con una escucha atenta a las ideas y necesidades del cliente. “Lo hacemos mucho al principio del proceso para poder extraer de sus palabras ese elemento que puede hacer especial el proyecto. A partir de ahí nos inspiramos en otros ámbitos fuera del diseño y la arquitectura: del arte, la cultura, la artesanía, la naturaleza. Ahí buscamos referencias e inspiración para crear el concepto que guiará el proyecto, que viene a ser como “el tema de la película”, la base sobre la que escribiremos el guión.  Luego a partir de ahí tratamos de llevar le concepto hasta el final, sin que se desdibuje a lo largo del proceso”.

diseño de restaurantes

Una vista del restaurante Pakta y sus “telares” inspirados en la tradicional artesanía peruana.

Ese atrevimiento y coherencia es lo que les ha llevado a convertir el Bellavista en un pequeño pueblo con comercios y atracciones típicas de nuestra infancia, o a cubrir el Pakta, un restaurante fusión peruana y japonesa de armazones de madera y coloridas cuerdas que retrotraen a telares y las clásicas mantas y lanas multicolor de Perú. De hecho, en esos espacios, el equipo juega a crear cajas y secciones dentro de la sala principal, algo que es habitual en los restaurantes de este trío de arquitectos. “Intentamos huir de la sensación de gran sala de comedor con un patrón de mesas repetitivo. Buscamos siempre crear espacios más recogidos y acogedores, lugares en los que te apeteciera sentarte aunque fueras el primer cliente que llega al restaurante. También nos gusta crear zonas diferentes, que cada nueva visita al local pueda ofrecer una pequeña sorpresa o una nueva experiencia del espacio”, algo que consiguen completamente en el caso del mencionado Bellavista.

diseño de restaurantes

Una instantánea de la inauguración de la Tunateca Balfegó con el característico banco de peces suspendido del techo.

De la misma forma, esa voluntad de “llevar el concepto hasta el final” hace que en los restaurantes con la firma de El Equipo Creativo sea común un diseño que va más allá de la planta y los elementos decorativos y, literalmente, sube por las paredes y campa a sus anchas por techos y luminarias.  “Es que es uno de los grandes olvidados del espacio”, afirma Natali. “Es un plano siempre complicado de trabajar, ya que es por donde discurren muchas de las instalaciones y además hay que trabajarlo a nivel acústico. Por ello muchos equipos optan por techos más técnicos. En nuestros proyectos intentamos crear atmósferas, espacios que te envuelvan, espacios que te transportan a algún lugar….  Tal vez por ello trabajamos todas las superficies del espacio con la misma importancia y dentro de un mismo concepto”, continúa la arquitecta. En muchos los proyectos las paredes y los techos tienen una misma propuesta, creando claramente una piel que envuelve el espacio, como el mencionado Pakta. “En otros proyectos hay elementos que cuelgan del techo a modo de instalación o lámpara”, puntualiza Natali. “Estos elementos nos ayudan a hablar del concepto y a crear atmósfera, sea el fondo del mar, un jardín o un mundo de cuento infantil.” Estos elementos, que suelen jugar con la repetición, son visibles en el mencionado Bellavista, donde se repiten flores artificiales colgadas del techo, pero también el banco de peces que “nada” en formación sobre nuestras cabezas en la Tunateca, en la imagen sobre estas líneas, o las grandes fresas que cuelgan en La Dolça del Tickets.

Diseño de restaurantes

Coctelería Blue Wave del restaurante Ocean One, en el puerto de Barcelona

Esa superposición de elementos se debe a la búsqueda por parte del equipo de una cierta “textura, crear volúmenes en los espacios, evitando que sean simples revestimientos planos”. En ese sentido, cabe destacar el trabajo que realizan con materiales como la madera (los telares del Pakta, el “tejido” de madera del restaurante Ikibana) y más recientemente con la cerámica, ejemplar y premiado en el caso de la coctelería Blue Wave del restaurante Ocean One, en el puerto de Barcelona pero también igual de destacable en el Disfrutar.  “En muchos de los proyectos, buscamos el material adecuado para el concepto del que queremos hablar y luego experimentamos con ese material y lo exprimimos al máximo, llevándolo al límite. En cierta manera “diseñamos” nuestros propios materiales, como por ejemplo piezas cerámicas, ya que suele muchas veces es difícil encontrar en el mercado una pieza que encaje perfectamente con las cualidades que buscamos para el espacio”.

Diseño de restaurantes

Restaurante Disfrutar, abierto en diciembre de 2014

Eso sí, no olvidan el papel de sus colaboradores y proveedores en esta experimentación: “Con los años hemos ido conociendo y colaborando con industriales y artesanos cuyo papel es también fundamental a la hora de experimentar con los materiales y construir piezas especiales”, concluye la arquitecta. “Los restaurantes son espacios muy complejos tanto a nivel funcional, lumínico, acústico, técnico, etc. Por eso desde El Equipo Creativo siempre intentamos que nuestros clientes entiendan la importancia de colaborar con técnicos especializados en todos los ámbitos”.

En este momento, El Equipo Creativo está trabajando en un proyecto que es un doble reto para ellos. Para empezar, está en Madrid y, hasta la fecha y bajo ese nombre, solo han firmado diseños de restaurantes y coctelerías en Barcelona. Será la primera vez que diseñen fuera de la Ciudad Condal. Y más importante, se trata del primer hotel del equipo. “Está en la calle Atocha y pertenece a la cadena de hoteles Axel, al que se suma el Grupo Iglesias, que gestiona la gastronomía del establecimiento”, cuenta ilusionada Natali, “Aunque a una escala mayor, los retos y la metodología son similares al resto de proyectos que hacemos. Hay que crear un concepto de diseño y llevarlo hasta el final durante todas las fases del proyecto.  Estamos ya en una fase final de obra y abrirá muy pronto, al final de este verano. Va a ser un lugar muy divertido y colorido, con referencias a la movida madrileña y al Barrio de las Letras donde se sitúa”.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

New Call-to-action