Gregori Civera es un fotógrafo afincado en Barcelona, colaborador de Wallpaper* y el estudio de Bofill arquitectos entre otros y que se siente curioso hacia la moda, la arquitectura y el cine. Civera nos habla de  algunas de sus obras propias con especial enfoque en el reto que le supusieron los detalles y nos sorprende con una acertada frase de Garry Winogrand:

Photos have no narrative content. They only describe light on surface.

Para ilustrar la idea de que el detalle es lo que finalmente construye la imagen, Gregori Civera ha escogido minuciosamente dos proyectos.

“Las fotografías del primer proyecto pertenecen a una serie sobre espacios arquitectónicos que encuentro mientras fotografío otras cosas, normalmente durante un viaje. A priori me interesó mucho esa arquitectura que refleja una visión futurista ya caducada y me intrigó la relación entre las tres mujeres que aparecen en el banco. Para conseguir un mayor detalle, estas fotografías son el resultado de sumar varias capturas y fue al trabajar en el ordenador cuando descubrí los pájaros en la cornisa, el gesto de la mujer que está de pie, que mira con curiosidad a las dos que están sentadas, y el reflejo de estas en uno de los cristales del edificio”.

Gregori-Civera-Fotos arquitectura

En esta ocasión no fui consciente de los detalles de la escena mientras la fotografiaba. Cuando hablo de detalle me refiero también a la luz y al color, a la reproducción fiel de los colores de la escena y a la capacidad de distinguir los tonos más oscuros sin que formen una masa negra, en este caso las chaquetas de las mujeres”.

Gregori-Civera-Fotografia

Si te interesa este tema, no te pierdas esta guía gratuita que puedes descargarte en PDF:

Descarga la guía: Tendencias estéticas para Retail y Hostelería

 

Las fotografías del segundo proyecto, que denomina como personal, tratan la relación entre el sonido, el espacio y los límites de la fotografía. En la fotografía vemos al coro de la Capilla Real ensayando en un salón del Círculo e Bellas Artes de Madrid. Como la fotografía no puede registrar lo fundamental de la escena, el sonido, intento registrar con el máximo detalle lo visible. Es difícil percibir, especialmente en la pantalla de un ordenador, los detalles de la fotografía: los remates de las columnas, los gestos de los cantantes o las texturas de los distintos materiales. Podría decirse que el detalle tiene poco sentido en un mundo cada vez más digital, pero yo fotografío siempre pensado en un soporte físico. Esos detalles estaban en la escena y una fotografía suficientemente detallada logra reproducirlos.

Gregori-Civera-Coros-Capilla-Real

Y así vemos al coro en conjunto y también a cada uno de los individuos que lo componen, sus expresiones, un niño distraído, el parecido entre dos de los cantantes con camisa oscura y barba -¿serán hermanos?-, el foco en el que alguien ha escrito la palabra TETARO, los cables que cuelgan… Vemos una foto del grupo y también, gracias al detalle óptico, una colección de retratos individuales que ayudan a entender la estructura del coro, su dimensión social. De todos los detalles que aparecen en la fotografía, son los más anecdóticos los que mejor contribuyen a reafirmar su relación con el mundo real.

Gregori Civeri-COROS_Circulo de Bellas Artes

Así pues, Civera concluye mencionando que el detalle construye la imagen y en los casos que aquí se muestran, al mismo tiempo describen lo real y alimentan las especulación. Nada más profundo que la superficialidad, dijo Kandinsky.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

Guía gratuita Tendencias Retail Hostelería